Un sitio de placer para siempre volver

Un sitio de placer para siempre volver

 (1)    1

  SEXO

                  Sucede que últimamente los encuentros sexuales con mi pareja no han sido del todo placenteros. Hemos probado muchas cosas, desde nuevas posiciones hasta nuevos lugares, pero hasta ahora no encontramos ese sitio de placer, ese lugar donde nos encontrábamos hace algunos años.

                  También es el trabajo que dificulta un poco las cosas. El trabajo de ambos es bastante exigente y cuando volvemos a casa siempre estamos cansados o tenemos la mente en otro lugar, no nos concentramos en ese sitio de placer que estamos buscando alcanzar. Ese lugar y ese momento donde volvamos a tener orgasmos tan potentes y podamos disfrutar plenamente de nuestros cuerpos y sensaciones.

                  Luego de comentarle esto a una amiga, me recomendó otras opciones que hasta el momento no habíamos probado. Juguetes eróticos, lencería sexy, incluso lubricantes de sabores. Este tipo de implementos que no habíamos imaginado que podrían funcionar pero que sonaban muy tentadores, como gasolina para la llama que se encontraba a punto de apagarse. El problema es que no es tan sencillo encontrar un sitio de placer discreto al que uno pueda ir con tranquilidad. Un sitio donde puedas adquirir de todo sin sentirse observado o juzgado.

                  Porque en ese sentido, teníamos esa limitante. Pero mi amiga me recomendó al sitio a donde iba. A sitio a donde ir en cualquier momento, a cualquier hora y en cualquier lugar. Para encontrar lo que fuera, de las mejores marcas y al mejor precio. Ese sitio de placer es el sex shop Volveras, una tienda virtual increíble.

                  Pero no quise contarle a mi pareja de mi descubrimiento de ese sitio de placer. Decidí que sería una sorpresa. Hice una compra de ropa interior sexy, juguetes y otros implementos. Me hicieron la entrega de una forma bastante discreta. Ya con todo eso en mano, no pude esperar más y volvía casa para prepararlo todo para cuando mi pareja llegara.

                  Esa noche, cuando entró a la habitación, me encontró abierta de piernas, con una ropa interior increíblemente sexy y con dos juguetes, uno en mi boca y otro en mi entrepierna. Lo miré a los ojos y luego dirigí mi mirada hacia su entrepierna y pude comprobar como un bulto se formaba en su pantalón. El sitio del placer había cumplido. Decidí proceder y me acerqué a su pantalón, quitándoselo solo para comprobar una agradable sorpresa.

                  Y me lo hizo así, mientras tenía puesta esa ropa sexy que realzaba mis atributos. De a momentos manejaba los juguetes yo y en otros momentos él era quien los utilizaba para proporcionarme más placer. Estaba duro como nunca había estado en su vida. Los encuentros sexuales no tan placenteros se habían acabado para nosotros. Habíamos encontrado ese ingrediente que faltaba para que los encuentros siguieran encendidos. La llama quemaba. Sentía el ardor en el pecho y en la entrepierna, era increíble. En ese momento nuestra habitación se convirtió en un sitio de placer como ningún otro.

Luego de esa primera vez, nos hemos vuelto adictos a Volverás Sex Shop. Algunas personas matan el tiempo mirando cosas en ebay o en amazon. Nosotros siempre estamos mirando cosas en esta página web, que es un sitio del placer al que siempre podemos volver y que siempre es gasolina para nuestra llama.

                 

 (1)    1

  •  Comentarios ( 1 )
María
 María
Me ha encantado esto. Me ha recordado a mi misma... :-)
Página:1
Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha