Relato erótico - Arnés del placer

Relato erótico - Arnés del placer

 (1)    0

  SEXO

Sucede que desde hace ya un tiempo mi pareja y yo hemos estado experimentando. Todo ha sucedido de forma natural. Un día le estaba practicando sexo oral de forma regular, chupándolo, lamiéndolo, introduciéndolo por completo en mi boca. Pero en ese momento, decidí ir un poco más abajo, no sé si me entiendes… a terrenos no explorados. La zona de sus testículos era distinta. Más suave, con una textura que me gustó. Pero mientras más bajaba, más podía sentir como él se estremecía por los movimientos que mi lengua hacía. Sin darme cuenta, terminé comiéndole el culo. Mi lengua daba vueltas alrededor de su ano, lamiéndolo mientras él se estremecía de placer como nunca en la vida. Ni siquiera durante sus mejores orgasmos. Lo que nos hizo pensar en usar un arnés… un arnés de placer.

                  La idea no surgió tan fácilmente. Hicieron varias sesiones donde me dirigí mucho más al sur que lo usual. Pasando de usar solamente mi lengua para dibujar círculos, a utilizar mis dedos e introducirlos dentro de él como hago conmigo misma. A pesar de que no era algo que ya hubiera hecho antes, no me pareció descabellado, más de una vez he escuchado que el punto g de los hombres se encuentra dentro de su recto, por lo tanto no veo nada de malo en hacer disfrutar a mi pareja de esa forma. Luego de utilizar mis consoladores para hacerlo gruñir del placer, indagué un poco y descubrí lo que es un arnés. Lo que me permitiría penetrarlo como él hace conmigo. Así surgió la idea de usar un arnés de placer.

                  Al comentárselo estuvimos emocionados antes. Él quería que yo lo hiciera. Durante estas sesiones, había descubierto que le gustaba muchísimo que yo tuviera el control sobre la situación, haciéndolo absolutamente mío. Por lo tanto, el arnés del placer debía ser incluido dentro de nuestras sesiones.

                  La cuestión era conseguirlo. Ninguno de los dos éramos adeptos a las sex shop. Yo tenía algunos juguetes que me habían regalado mis amigas o que había comprado por internet, pero nada en concreto que nos permitiera mirar un catálogo de arneses que nos convencieran de cumplir esa fantasía que nos estaba quemando por dentro, deseos de ponerla en práctica. Hasta que dimos con sex shop Volveras, una tienda erótica virtual con un extenso catálogo, en especial de arneses del placer.

                  No solo eso, si no también que la discreción con la cual entregan los productos es increíble. Hay personas que no tienen problema en que se sepa lo que hacen dentro de la habitación. Nosotros somos un poco más privados con lo que hacemos en la intimidad. Por eso la discreción de esta tienda nos fue a tope. Al final, terminamos por elegir un hermoso arnés color púrpura de Shots ouch y pudimos realizar nuestra fantasía, teniendo una sesión extenuante y placentera, donde el arnés se hizo con el protagonismo. Así que luego del arnés del placer, hemos comprado más de una cosa en el sex shop Volveras, porque siempre que queremos probar con algo, ellos están a la vanguardia. Sinceramente, son nuestra tienda erótica de confianza.

 (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha